7 tips para un buen entorno de trabajo

Escucha el Pódcast en YouTube.

En el ámbito laboral, cada empleado debe realizar sus obligaciones adecuadamente para alcanzar los objetivos de la empresa en la que labora. Es por esto que, desde hace varios años, los psicólogos laborales han formulado algunos requisitos indispensables que deben cumplir los equipos y departamentos de las empresas para mantener un entorno de trabajo óptimo y viable en cada jornada laboral. Aquí vas a aprender las actitudes necesarias para mantener un entorno laboral satisfactorio.

Las 7 actitudes para crear un entorno de trabajo adecuado

La calidad del entorno laboral la conforman tanto la relación con los compañeros y superiores, como el uso correcto de determinadas estrategias, requisitos y conocimientos adaptados a las exigencias laborales que se presentan en cada momento.

Estos requisitos se resumen en siete actitudes profesionales y personales que necesita aplicar el trabajador para cumplir cada una de las obligaciones que debe desempeñar lo mejor posible y relacionarse de forma adecuada con el entorno laboral.

Escucha el Pódcast en Spotify.

1. El pensamiento crítico

Esta postura permite detectar posibles fallos de comunicación durante el desempeño del trabajo e identificar problemas en las instrucciones recibidas en lugar de seguirlas de forma estricta o ciega. Pensar por ti mismo te ayuda a opinar con base en tus criterios y demostrar iniciativa propia.

2. La apertura a la experiencia

Este requisito consiste en la capacidad de afrontar nuevos retos y no encasillarse demasiado en el propio trabajo. Así mismo, esta actitud se caracteriza por la iniciativa para apoyar en determinadas tareas de manera voluntaria o también para realizar horas extra, siempre que sea necesario para el beneficio de la organización.

3. La aceptación de las imperfecciones

La conducta perfeccionista de muchos empleados suele afectar la productividad del trabajo en equipo o individual. Estos trabajadores pueden perder tiempo en verificar que todo esté perfecto de forma obsesiva. Recuerda que el perfeccionismo se deriva del miedo a equivocarte o cometer errores. Aceptar que no todo sale bien siempre, te ayuda a dejar de ser perfeccionista.

4. Actitud proactiva

Esta postura consiste en tener una disposición orientada a concluir metas específicas y asegurarte que todas las tareas tengan un objetivo en concreto. En pocas palabras, ser proactivo es realizar el trabajo por convicción propia.

5. Actitud asertiva

La asertividad es la capacidad de comunicar lo que debe ser dicho en el momento necesario sin dejar pasar el tiempo. Las personas asertivas están comprometidas con la labor en la que se encuentran y son capaces de expresar lo que deban decir sin miedo ni reticencia.

6. Actitud empática

La empatía te permite ponerte en el lugar de los demás y valorar los puntos de vista ajenos. Además, este requisito consiste en no criticar a otros colaboradores y tener la predisposición para trabajar en equipo por el bien de la empresa.

7. La escucha activa

Escuchar de manera activa es prestar total atención al mensaje, tanto verbal como no verbal, sin distraerte en otras cosas. Muchas fallas que ocurren en el entorno laboral son causadas por no poner atención a las instrucciones de trabajo. Si mejoras esta habilidad, sin duda mejorarás todas las demás.

Comparte con tus Amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.