7 trastornos psicológicos frecuentes en México

Escucha más artículos en YouTube.

Hoy en día, la salud mental es un asunto importante que no está en discusión. Los reportes de los últimos años de la Organización Mundial de la Salud arrojan datos sorprendentes que colocan a los trastornos psicológicos como una de las cuestiones con mayor impacto en los sistemas de salud de todo el mundo. Los trastornos afectivos, los problemas relacionados con el abuso de sustancias, las psicosis crónicas y las demencias se consideran un reto complejo para el sector salud mundial.

Los trastornos psicológicos en México

Cifras obtenidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y un sondeo del Instituto Jalisciense de Salud Mental (SALME) del 2019, coinciden en que, en México, persisten siete trastornos mentales comunes. A continuación, te presento los trastornos mentales que más afectan a la población mexicana:

  • Trastorno de ansiedad
  • Trastorno de depresión
  • Trastornos por abuso de Sustancias
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Trastornos del Sueño
  • Trastorno bipolar
  • Esquizofrenia
Escucha más episodios del Pódcast en Spotify.

Definición de los trastornos más comunes en México

Trastorno de ansiedad

Afección por la que una persona tiene preocupación y sentimientos de miedo, terror o intranquilidad excesivos. Otros síntomas son sudoración, inquietud, irritabilidad, fatiga, falta de concentración, problemas para dormir, dificultad para respirar, latidos cardíacos rápidos y mareo. A veces los síntomas empeoran con el tiempo y afectan la vida diaria de la persona. Es posible que un problema médico, un hecho traumático o estresante, ciertos medicamentos u otros factores provoquen un trastorno de ansiedad. Hay muchos tipos de trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de pánico (trastorno de angustia), el trastorno por estrés postraumático y las fobias.

Trastorno de depresión

Los trastornos depresivos se caracterizan por una tristeza de una intensidad o una duración suficiente como para interferir en la funcionalidad y, en ocasiones, por una disminución del interés o del placer despertado por las actividades. Se desconoce la causa exacta, pero probablemente tiene que ver con la herencia, cambios en las concentraciones de neurotransmisores, una alteración en la función neuroendocrina y factores psicosociales. El diagnóstico se basa en la anamnesis. En el tratamiento se utilizan fármacos, psicoterapia o ambos y en ocasiones terapia electroconvulsiva o estimulación magnética transcraneal rápida (rEMT).

Trastornos por abuso de Sustancias

Los trastornos por el uso de sustancias generalmente implican patrones de comportamiento en los que las personas continúan consumiendo una sustancia (por ejemplo, una droga recreativa) a pesar de experimentar problemas derivados de ello.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un trastorno del neurodesarrollo de carácter neurobiológico originado en la infancia y que afecta a lo largo de la vida, que se caracteriza por la presencia de tres síntomas típicos: Dificultad o perdida de atención, impulsividad, e hiperactividad motora o vocal.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño.

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es trastorno del estado del ánimo, es una enfermedad crónica y recurrente que se manifiesta principalmente por episodios alternantes de sintomatología depresiva (episodios depresivos) y periodos de exaltación del humor e incremento de la vitalidad (episodios maníacos o hipomaníacos).

esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental grave por el cual las personas interpretan la realidad de manera anormal. La esquizofrenia puede provocar una combinación de alucinaciones, delirios y trastornos graves en el pensamiento y el comportamiento, que afecta el funcionamiento diario y puede ser incapacitante.

Enrique Covarrubias - Psicólogo.
Te invito a conocer 4 consejos para no ser adicto a algo.

Referencias

Alanen, Y. (2003). La esquizofrenia. Sus orígenes y su tratamiento adaptado a las necesidades del paciente. Fundación para la Investigación y el tratamiento de la esquizofrenia y otras psicosis. Madrid.

Colom, F., & Vieta, E. (2004). Manual de psicoeducación para el trastorno bipolar. GACETA UNIVERSITARIA129.

Keegan, E. (2012). Perspectiva cognitivo-conductual del abuso de sustancias. Intersecciones Psicológicas3, 5-8.

Luna, M., Hamana, L., Colmenares, Y. C., & Maestre, C. A. (2001). Ansiedad y depresión. Archivos Venezolanos de farmacología y Terapéutica20(2), 111-122.

Pascual-Castroviejo, I. (2008). Trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Asociación Española de Pediatría y Sociedad Española de Neurología Pediátrica. Protocolos de Neurología12, 140-150.

Torres, V., & Monteghirfo, R. (2011). Trastornos del sueño. Archivos de Medicina Interna33(1), 29-46.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *