4 recomendaciones importantes para manejar el TOC

Visita mi canal en YouTube

El trastorno obsesivo-compulsivo es una condición mental caracterizada por pensamientos intrusivos y comportamientos repetitivos. Las obsesiones son pensamientos o impulsos recurrentes que generan malestar e incluso ansiedad. En cambio, las compulsiones son acciones repetitivas que se realizan en un intento de aliviar el malestar o la ansiedad.

Hoy te muestro cuatro pautas que se llevan a cabo para el manejo de los pensamientos y conductas obsesivo-compulsivas. Cabe señalar que estas recomendaciones forman parte del tratamiento que un profesional de la salud mental puede brindarte. Por lo tanto, acudir al Psicólogo, si piensas que es necesario, es la mejor opción.

Escucha el Pódcast en Spotify
1. Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Esta terapia te enseña a identificar y modificar patrones de pensamiento y comportamiento negativos. A través de la TCC, puedes aprender a desafiar tus obsesiones y reducir la necesidad de realizar compulsiones.

2. Exposición y prevención de respuesta (EPR)

Esta consiste en exponerte gradualmente a situaciones que desencadenan tus obsesiones, aprendiendo a resistir la urgencia de realizar compulsiones. Este enfoque te ayuda a reducir la ansiedad a largo plazo.

3. Mindfulness y técnicas de relajación

Practicar la atención plena te permite concentrarte en el presente, disminuyendo la preocupación por los pensamientos obsesivos. Las técnicas de relajación como la respiración profunda y la meditación pueden ser muy efectivas para calmarte.

4. Medicación

En algunos casos, los fármacos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), pueden ser una alternativa. Siempre consulta con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *