10 claves para dar y recibir retroalimentación constructiva

En tu camino como estudiante, dominar la retroalimentación constructiva es decisivo. Hoy te comparto una guía práctica, enfocada en los principios básicos que te ayudarán a dar y recibir retroalimentación de manera efectiva, para tu crecimiento académico y personal.

Escucha el Pódcast en YouTube

Los 4 principios básicos de la retroalimentación constructiva

Como futuro psicólogo, debes desarrollar habilidades de retroalimentación efectiva. Aquí te presento los principios básicos para lograrlo:

1. Escucha activa

Debes escuchar de manera activa. Esto significa prestar atención completa a lo que se dice, comprendiendo los mensajes detrás de las palabras.

2. Empatía y respeto

Tienes que abordar los comentarios con empatía y respeto. Comprender el punto de vista del otro y mostrar consideración es fundamental para un intercambio productivo.

3. Especificidad y objetividad

Sé específico y objetivo en tus comentarios. Enfócate en comportamientos o acciones concretos, explicando cómo estos afectan el aprendizaje o el entorno.

4. Fomenta el crecimiento

Tu objetivo es ayudar al otro a crecer. Asegúrate de que tus comentarios sean constructivos, proporcionando sugerencias y alternativas prácticas.

Las 3 acciones para la comunicación efectiva

La comunicación es clave en este proceso. Aquí tienes algunas acciones que debes cultivar:

  1. Claridad en la expresión: Exprésate de manera clara y directa.
  2. Uso de lenguaje positivo: Emplea un lenguaje que motive y fomente el desarrollo.
  3. Técnica del Feedback Sandwich: Utiliza el método del “Sándwich de retroalimentación“, comenzando y terminando con comentarios positivos, y colocando las críticas constructivas en el medio.

Cómo recibir retroalimentación

Saber recibir retroalimentación es tan importante como darla. He aquí 3 consejos para ti:

  1. Mantén una mente abierta: Ábrete a nuevas ideas y perspectivas.
  2. No te lo tomes Personal: Acostúmbrate a diferenciar entre la crítica y tu valor personal.
  3. Aprende y crece: Usa la retroalimentación como una herramienta para mejorar.

Conclusión

La retroalimentación constructiva no es solo una habilidad, es una herramienta esencial en tu desarrollo. Al implementar estos principios, no solo mejorarás tus habilidades de comunicación, sino que también contribuirás a un entorno de aprendizaje colaborativo y respetuoso. Recuerda, la retroalimentación es un pilar clave en tu formación profesional.